Fecha

Siglo XVIII

Descripción

El palacio de la Baronesa de Linde de Alcorisa es un edificio que perteneció a una familia de próceres locales, los cuales la cedieron, en el siglo XX, a las Hijas de la Caridad, y en cuyo interior se encuentra la Capilla de la Inmaculada.

En el último cuarto del siglo XX fue convertida en residencia de ancianos, esta transformación radical supuso su destrucción casi completa de modo que sólo conserva la portada de la capilla, formada por un arco de medio punto de sillería y hornacina bajo frontón partido, y dos escudos que la flanquean. Un alfiz cobija la portada y hornacina.

Estamos ante un edificio de estilo popular aragonés, con arquerías en la parte superior y fábrica de mampostería y ladrillo. En su fachada principal de la calle Mayor, y encima de la puerta de entrada principal, todavía se conserva en mármol el escudo de armas de los Barones de la Linde.

Cedido por las Hijas de la Caridad para Residencia de la Tercera Edad, la Asociación San Sebastián ha levantado nueva casa en toda la parte de la calle de la Virgen y de la Purísima, respetando escrupulosamente su estructura, igual a la parte sin derribar.

Historia:

Al casarse Dña. Isabel Ballester Royo, de Alcorisa, con D. Dionisio-José Cebrián de Perales, en 1649, fijaron su residencia en Alcorisa, por eso y para tener una casa conforme al rango de la familia construyeron su casa-palacio con la fachada principal a la calle Mayor, con fachada también a la calle de la Purísima, donde se encontraba el oratorio público, y completando el cuadro un patio descubierto a la calle de la Virgen. Por tanto, siglo XVII, estamos hablando de una construcción con más de trescientos años de vida.

Al siglo siguiente, al casarse María Teresa Lacueva Cebrián (nieta del Reyecico de Aragón, D. Dionisio Cebrián y Ballester) con D. Dionisio Sánchez Muñoz, Barón de Escriche, el palacio pasó a ser su propiedad y residencia. D. Dionisio no era Barón de la Linde, sino que este título lo consiguió D. Francisco Sánchez Muñoz y Amat de Teran, que fue el primer Barón vinculado a Alcorisa, pues su padre, Antonio Sánchez Muñoz, contrajo matrimonio con Dña. Juana Amat de Teran, hija de los Barones de la Linde.

En 1893 la Baronesa, viuda de D. Enrique Sánchez Muñoz, inició los trámites de una fundación que debía fijar de manera duradera la memoria de su esposo en Alcorisa. Contactó con la comunidad de los Padres Paules en Pastriz y establecieron las bases de una fundación. Así la orden pasó a ser propietaria del palacio del barón situado en la calle Mayor nº 1, 6.000 pesetas para adecuar el inmueble al nuevo uso y otras 10.000 más cuya renta anual serviría para el mantenimiento de la comunidad. La experiencia resultó positiva para la baronesa, pues en 1895 amplió los límites de la fundación llevando hasta Alcorisa una comunidad femenina de hermanas de San Vicente de Paúl que se ocuparon de la enseñanza de las niñas, a través del conocido “Colegio La Purísima”. Fueron instaladas en el edificio que ya era propiedad de la congregación y la baronesa realizó la adquisición de otro inmueble para instalar a la primera comunidad.

Propuso al ayuntamiento la venta de uno de los bienes propios, el Convento de San Pedro Alcántara, más conocido como de San Pascual. De esta manera, los Paules pasaron desde ese momento al convento, mientras que las conocidas como Hijas de la Caridad se quedaron en el palacio.

Galería de imágenes:

  • palacio-barones-linde-Palacio_Baron_de_la_Linde-002
  • palacio-barones-linde-Palacio_Baron_de_la_Linde-003
  • palacio-barones-linde-Palacio_Baron_de_la_Linde-004

Mapa:

Imprimir

EQUIPO DE REDACCIÓN:

Luis Moliner, Oscar Librado, Lorena Martín, María Pilar Herrero, Rafa Catalán, Ángel Hernández, Montserrat Martínez, Carmelo Peralta y Dani Martín