Origen

Elucidario de memorias de Alcorisa (Nombrado por el padre Faci en su libro “Aragon Reyno de Christo…”, Pagina 235)

Antiguedad

1560-1570

Descripción

Según cuenta la leyenda en el lugar donde se erigió la ermita del Santo Sepulcro de Alcorisa, años antes del inicio de su construcción, durante días se observaron luces en la oquedad de la roca donde se colocaría la primera imagen de Cristo puesto en el sepulcro. Era tal la intensidad de aquellas luces, que, según cuenta la tradición, hasta un hombre ciego pudo distinguirlas. Después de aquel milagro se promovió la construcción de la ermita, venerada, no solo por los alcorisanos, también por otras localidades limítrofes.

Parece ser que en 1685, una plaga de langosta asolo el territorio bajo aragonés. Buscando la protección del Santo Sepulcro, y la imagen de Jesús difunto, fue trasladada a la Iglesia parroquial donde, bajo palio, se coloco en el altar mayor. Día y noche fue venerada, y el miércoles santo de ese año 1685 fue devuelta, con la misma solemnidad, a su ermita. Por obra y milagros de la Santa imagen del Sepulcro, Alcorisa se libro de la plaga.

En 1702 una gran sequia amenazaba las cosechas de la villa. De nuevo la Santa imagen de Cristo en el Sepulcro peregrino con honores hasta la iglesia de Santa María la Mayor y tras los oportunos ruegos y veneraciones el cielo obsequio a la villa con unas necesarias lluvias que salvaron la cosecha.

Bibliografía

“Aragón reyno de Christo, y dote de María Santissima:…” (Fray Roque Alberto Faci.)

EQUIPO DE REDACCIÓN:

Luis Moliner, Oscar Librado, Lorena Martín, María Pilar Herrero, Rafa Catalán, Ángel Hernández, Montserrat Martínez, Carmelo Peralta y Dani Martín