Fecha de celebración

15 de Septiembre.

Antiguedad

Inmemorial

Descripción

El 15 de septiembre es uno de los días más grandes para los alcorisanos y alcorisanas, es el epicentro de sus Fiestas Patronales.

Desde primera hora de la mañana, las campanas bandean a fiesta; a partir de las 10.00 y luciendo sus mejores galas, los vecinos de la Villa se dirigen al Monte Calvario, por el Via Crucis que lo distingue.

Un buen número de hombres y mujeres, lo hacen ataviados con el traje regional.

Se sube en procesión; la Comparsa de Gigantes y los Dulzaineros lo hacen en primer lugar, en una tradición que ya queda documentada en imágenes a comienzos del siglo XX, cuando también subían al Calvario los Danzantes de la Villa.

Tras los gigantes procesionan los 3 estandartes de la localidad; el de paño rojo de San Roque, el azul de San Valero, y el Blando del Santo Ángel. Tras ellos la corporación municipal y los sacerdotes que oficiaran la ceremonia. Durante el camino se bandea la campana y se lanzan cohetes.

Una vez llegados a la puerta de la Ermita, en la que se ha habilitado un altar en el exterior, se saca del templo el Cristo Crucificado y al Cristo Yaciente sobre una pequeña peana, que presidirá la homilía. Posteriormente ya la conclusión de la misma, y mientras se entona el Himno del “Señor del Sepulcro Glorioso” (Obra del sacerdote Domingo Agudo) se reintroduce al templo la peana, a cuya figura presentan sus respetos y devoción los alcorisanos y alcorisanas.

Hasta los años setenta la procesión recogía al Cristo Yacente y se trasladaba hasta la Ermita de San Juan en la que se oficiaba la misa.

Posteriormente descienden todos a la Plaza Nueva, donde se sirve un vino aragonés.

Otras curiosidades

Reproducimos el Texto del Padre Faci (¡739,1750) en el que da cuenta de los motivos por los que los alcorisanos del siglo XVII renovaron su votocon el Calvario.


CI, Roque Alberto, Aragon, reyno de Christo y dote de Maria Santissima, Zaragoza, 1739, 1750. Edición facsímil realizada por la Diputación General de Aragón, 1979, pp. 75-76 (primera parte).

Santo Sepulcro de el Señor, en la Villa de Alcorisa [...] los antiguos moradores de esta Villa asignaron para dia de su fiesta solemne el de la Exaltacion de la S. Cruz: obligaronse con voto à hazer tan devota demostracion de alegria; subian todos los años en devota Procession á la Hermita; pero como nuestra miseria sea tan hermana del olvido, y no viva muy distante de la ingratitud, se dexò aquella Procession, hasta que año 1685. la plaga de la langosta, que tanto afligiò a N. Reyno, y mucho à aquel Partido, diò el aviso, saludable à todos, de la antigua veneracion, que davan à su Dios en el Santo Sepulcro; y como la necessidad, que insta, lima, y avisa al entendimiento (como dize aquel axioma filosofico tan seguro: las vezaciones, que padecian con la langosta, dieron luz à la Villa para buscar el antiguo Protector, porque como dizoFilon lo que es la luz para los ojos, es el trabajo, y calamidad para la Alma: el que vive sin trabajos, està en tinieblas: talava la langosta los Campos, defrutandolos, como ira mandada de Dios; y reconociendo, ser justo castigo del olvido de los beneficios, y obsequios antiguos, recurriò la Villa humillada con la mano poderosa de Dios, à su Sepulcro Santo, determinando luego una nueva veneracion de la S. Imagen de Christo sepultado, en su Iglesia Parroquial por espacio de nueve dias.

Huvo varios dictamenes sobre la remocion de la S. Imagen, y traslacion à la Iglesia Parroquial; pero solo una, la voluntad en todos, de la mayor Religion, y culto de Christo: dezian unos, que de este exemplarnaceria la facilidad de removerla, y creceria la tibieza en la veneracion; otros afirmavan: que la calamidad presente traia muchas lagrimas, y fervor: vencieron estos, quedando todos llenos de fee, y confianza; con esta resoluciondia 10. de Abril del mismo año la Iglesia Parroquial acompañada del Govierno de la Villa, personas de distincion, y Pueblo con mucho concurso de forasteros, subiò en Procession al Santo Sepulcro, y tomando en sus brazos à la S. Imagen el Lic. Miguel Beleguer, Vicario, fue trasladada à la Parroquial con mucha solemnidad, y devocion, debaxo del Pallio, que llevaron los Jurados, y Consejeros: fue colocada en el Altar Mayor de dicha Iglesia, y assistierondia, y noche à su culto Eclesiasticos, y Seculares, celebrando todos los nueve dias con mucha solemnidad: las lagrimas fueron muchas en ambas Processiones, con el exemplo de su Vicario, y Pastor, que con indecible ternura llevò la S. Imagen: se logrò grande fruto, y cosecha de afectos, y verse libre aquella Villa de la plaga de la langosta; porque se observò, que desde el dia, en que se acordò tan justa, como Christiana, y devota resolucion, se contuvo en los lindes de sus Terminos aquella plaga, que aviayà inundado los Pueblos circunvezinos: en memoria de esta misericordia tan manifiesta, renovò la Villa de Alcorisa el antiguo voto de hacer la fiesta à la S. Imagen el dia 14. de Setiembre, y subir en Procession al Santo Sepulcro; cuya observancia encargan todos los de esta Villa à toda la Posteridad, para que sea perpetua tan soberana gratitud, y proteccion. [...]

EQUIPO DE REDACCIÓN:

Luis Moliner, Oscar Librado, Lorena Martín, María Pilar Herrero, Rafa Catalán, Ángel Hernández, Montserrat Martínez, Carmelo Peralta y Dani Martín